¿Por qué mi música no suena tan realista?

 A todos nos ha pasado. Escuchamos algún demo de una composición que utiliza instrumentos virtuales y nos sorprende el nivel de realismo y expresividad que escuchamos. Entonces, entusiasmados, abrimos un nuevo proyecto en nuestro secuenciador y comenzamos a componer una pieza con los mismos instrumentos virtuales que escuchamos en el demo. En algunas ocasiones, incluso llegamos a comprar algún instrumento virtual precisamente por lo realista que lo escuchamos en los audios promocionales. Gran sorpresa que nos llevamos entonces, cuando nos damos cuenta que en nuestra composición el sonido es mucho menos realista, y en contraste con nuestras expectativas, suena artificial, apagado, o carente de vida. Entonces nos preguntamos ¿estoy haciendo algo mal? o incluso ¿tenía truco el demo que escuché? En este artículo abordaremos algunos de los problemas de las composiciones con un sonido artificial, y algunas de las posibles soluciones para conseguir un mayor nivel de realismo.

1. La ejecución y el controlador MIDI.

Con la sofisticación que hemos visto en los instrumentos virtuales en los últimos años a veces olvidamos que la interfaz de comunicación con los sonidos finales sigue siendo la interfaz MIDI. El resultado sonoro final depende de cómo ingresamos la información en el formato MIDI. Muchos de nosotros usamos un teclado que funciona como controlador, en el que ejecutamos la pista de cada instrumento que queremos grabar.
Muchas de las grabaciones con instrumentos virtuales que suenan poco realistas tienen que ver con una ejecución de las pistas en el teclado sin atender a las características específicas de cada instrumento.

 

Aquí aparece el primer reto: a menos de que el instrumento virtual en cuestión sea un piano o un sintetizador, el medio que utilizamos para ejecutar el instrumento tiene características de ejecución distintas. Muchas de las grabaciones con instrumentos virtuales que suenan poco realistas tienen que ver con una ejecución de las pistas en el teclado sin atender a las características específicas de cada instrumento. Es por ello que vale la pena aprender sobre las características de cada instrumento y tenerlas muy presentes durante la ejecución en el teclado.
Ruedas de modulaciónSi el controlador MIDI cuenta con ruedas de modulación, éstas pueden ser muy útiles para tener un mayor control de la expresividad del instrumento. Por ejemplo, se puede usar la rueda de modulación para regular la intensidad del instrumento durante la ejecución, de manera que consigamos crescendos diminuendos mientras presionamos una misma tecla del teclado. Sin duda, entre mayor conocimiento tengamos de las características de cada instrumento y de las particularidades de su ejecución, mejor podremos hacer la traducción de su ejecución al teclado, y obtendremos un sonido más realista.

2. Los lados fuertes de cada instrumento virtual.

Con las grabaciones en vivo, siempre tenemos la posibilidad de ajustar las características sonoras de la música en tiempo real. Si requerimos un segmento a rápida velocidad, el intérprete cambiará toda su ejecución para conseguir un mejor sonido a esa velocidad. Si requerimos una atmósfera solemne y calmada, los músicos pueden alterar los matices de una forma flexible y detallada. Con los samples pre-grabados de los instrumentos virtuales, la fuente de sonidos que disponemos es siempre más limitada.

 

Aún no contamos con instrumentos virtuales únicos que cubran toda la gama de las posibilidades interpretativas y sonoras que requerimos para la diversidad de nuestros proyectos. En un principio, en los tiempos de Gigastudio, hubo una tendencia a desarrollar librerías que se presentaban como suficientes para todo tipo de situaciones, como se podía ver en los productos iniciales de la Vienna Symphonic Library. No obstante, se hacía evidente que por la naturaleza misma del sampleo, era muy difícil ofrecer un sólo producto que agotara todas las posibilidades sonoras del instrumento. La tendencia en años recientes ha sido hacia la especialización de los instrumentos virtuales, de manera que aunque cada producto sigue ofreciendo una diversidad de posibilidades, hay un rango específico de circunstancias musicales y sonoras donde luce mejor el instrumento. Es posible conseguir un sonido sutil con Symphobia de Project Sam, o un sonido grande y épico con Logeria de Spitfire Audio, pero obtendremos un sonido más efectivo y un resultado más realista si nos enfocamos en el lado fuerte de cada librería orquestal, y en este caso, usar Logeria para música de cámara con sonidos más suaves, y Symphobia para un sonido bombástico y enorme.
Obtendremos un sonido más efectivo y un resultado más realista si nos enfocamos en el lado fuerte de cada librería
Recientemente, los desarrolladores de instrumentos virtuales están especificando más en su publicidad el tipo de proyectos que tuvieron el mente al desarrollar su producto, y esto nos puede servir de guía. También en la medida de lo posible siempre es mejor usar los samples específicos de los fraseos que buscamos: si buscamos un sonido staccato siempre será mejor utilizar un sample específico de staccato que tocar rápidamente con un sample legato. En las reseñas de productos de instrumentos virtuales hacemos mención de algunos tipos de proyectos para los que encontramos más útiles. Pero la mejor manera de descubrir los lados fuertes de cada instrumento virtual y de cada librería de samples, es experimentar con ellos, explorarlos exhaustivamente e ir tomando nota de los mejores sonidos que encontramos de acuerdo a nuestro criterio personal.
Es recomendable tener una base de datos de los resultados de nuestras exploraciones y experimentos, para recordar qué productos son más adecuados para cada situación. Si la pieza va a ser grabada con instrumentos virtuales, conviene desde el momento de concebir la pieza tomar en cuenta los parámetros de mayor realismo de los paquetes que tenemos y componer pensando específicamente en ellos.

3. Errores de orquestación.

OrquestaciónUna de las oportunidades que ofrece la grabación de música con instrumentos virtuales es la de explorar combinaciones orquestales que no serían posibles con la música en vivo. Es posible tener un tutti orquestal y al mismo tiempo una pista de una flauta que no sea opacada por toda la orquesta. Los conservadores la orquestación no están a favor de este tipo de trabajos, y ciertamente si estamos haciendo un bosquejo para después imprimir la partitura para una grabación en vivo, es mejor apegarse estrictamente a la realidad de la orquesta. Pero si la grabación incluirá a los instrumentos virtuales mismos, no tiene nada de malo aprovechar las posibilidades que ofrecen y experimentar con nuevas opciones.

 

No obstante, una de las causas frecuentes de un sonido poco realista al grabar con instrumentos virtuales tiene que ver con errores de orquestación, no en el sentido de que se rompa con las convenciones, sino que la combinación de timbres sería inefectiva incluso en una grabación en vivo. Hay timbres de instrumentos que se pueden opaca entre sí, o que nuestro oído no está acostumbrado a identificar como combinaciones naturales. No es necesario ser un experto en orquestación para obtener buenos resultados, pero sí puede ser de gran ayuda conocer los principios básicos de las posibles combinaciones de timbres de los diversos instrumentos. Una manera de ir adquiriendo este conocimiento es ir explorando posibles combinaciones, comenzando por combinaciones de dos y tres instrumentos, y gradualmente ir aumentando la complejidad de la instrumentación.

4. Problemas en la mezcla.

Mezclando Instrumentos VirtualesIncluso cuando la orquestación es adecuada y en principio la combinación de los instrumentos propicia un sonido efectivo, el uso de instrumentos virtuales representa un reto adicional: al combinar distintos instrumentos virtuales también se combinan las características de los espacios donde fueron grabados, así como los distintos niveles de reverberancia y los equipos de grabación que se hayan utilizado. Esto puede implicar que al combinar instrumentos virtuales de distintos desarrolladores se amplifiquen algunas frecuencias y se opaquen otras, y que subconscientemente el escucha sienta que hay algo artificial en la grabación.

 

Es recomendable experimentar con varias opciones de paneo de cada una de las pistas con instrumentos virtuales, para conseguir un espacio virtual más semejante al de las grabaciones en vivo
En librerías de samples de múltiples instrumentos en ejecución simultánea, la localización espacial de cada instrumento durante la grabación puede representar un reto más: el de “re-acomodar” la posición espacial de cada instrumento en la mezcla. Existen algunas herramientas específicamente desarrolladas para conseguir que diversos instrumentos virtuales compartan también un espacio virtual. Por ejemplo, Virtual Soundstage 2.0 toma en cuenta incluso las características de varias librerías orquestales para ofrecer configuraciones espaciales óptimas. También es recomendable experimentar con varias opciones de paneo de cada una de las pistas con instrumentos virtuales, para conseguir un espacio virtual más semejante al de las grabaciones en vivo, con mayor amplitud.

 

También puede ser productivo experimentar con varias opciones de ecualización del sonido de cada una de las pistas, así como la ecualización y la reverberancia global. Muchas de las demos que suenan muy realistas han configurado cuidadosamente la ecualización y la reverberancia de sus pistas para conseguir un sonido más realista. Conviene entonces realizar varias pruebas cambiando la ecualización y la reverberancia hasta obtener un resultado lo más cercano a lo deseado.

5. Dando lugar a la imperfección.

Al grabar música con secuenciadores, metrónomos digitales, e instrumentos virtuales pulidos a la perfección es posible realizar música completamente entonada y en tiempo. No obstante, en ocasiones la música puede llegar a sonar “demasiado perfecta”. Nuestro oído se ha acostumbrado a ciertas imperfecciones sutiles en las ejecuciones en vivo, con algunos desfases en el tiempo y en la entonación.

 

Para obtener resultados más realistas, puede ser de gran utilidad abordar el proceso de grabación de una manera más improvisada y libre, por ejemplo, apagando el metrónomo, ejecutando uno mismo las pistas en lugar de ingresar las notas con un programa de partituras, e incluso “desafinando” un poco algunos instrumentos. Muchos instrumentos virtuales cuentan con la opción de cambiar la afinación. Experimentar con pequeñas variaciones en la afinación puede llevarnos a percibir una ejecución más similar a las que escuchamos en vivo, generando resultados más realistas.

Moldeando la música

Después de leer todo esto podría parecer que para obtener resultados realistas hay que pasar por un proceso largo y tedioso que no permite que fluya la creatividad como cuando simplemente tocamos un instrumento en vivo. La realidad es que hoy por hoy, frecuentemente hay que invertir un tiempo considerable para conseguir resultados verdaderamente realistas con el uso de instrumentos virtuales. Pero esto no necesariamente tiene que afectar negativamente nuestra creatividad, simplemente requiere que desarrollemos otros procesos de creación musical.

 

Moldeando la MúsicaEs posible dar rienda suelta a la creatividad para primero conceptualizar el sonido al que queremos llegar. En este proceso es recomendable tomar en cuenta las características de los instrumentos virtuales con los que contamos así como sus lados fuertes. Posteriormente, podemos pensar que lo que hacemos es similar al escultor de estatuas, que va moldeando su creación hasta llegar al resultado deseado. Lo importante es tener claro lo que podemos hacer con las herramientas que tenemos y el resultado al que queremos llegar. Si pensamos que el proceso de conseguir un sonido realista es simplemente como un ir “moldeando la música”, el proceso puede incluso ser disfrutable.

 

Haz una prueba y pon en práctica algunos de los consejos que hemos dado aquí para obtener resultados más realistas con instrumentos virtuales, y haznos saber en los comentarios si tienes alguna sugerencia que compartir que no haya sido abordada en el artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *